top of page
Buscar

Un dolor espalda interminable hasta que descubrí el origen. Te cuento cómo sané con amor propio

Actualizado: 25 nov 2023

Es una historia sobre un dolor de espalda espantoso que me acompañó por más de tres años. Es una historia de transformación y autoconocimiento. Este tipo de dolor, no te deja en paz, te acompaña a donde vayas, te quita la fuerza, te quita energía, no te deja dormir, no te deja levantarte en las mañanas.


Uno se pregunta: ¿Por qué? ¿Por qué me duele tanto toda la espalda si no he hecho nada? No me he esforzado físicamente, soy saludable, hago yoga, trato de mantenerme emocionalmente bien, no he cargado mucho peso... ¿Por qué me duele tanto...?


Dolor de espalda y amor propio
Dolor de espalda y emociones

Después de que toda esta pesadilla ya pasó, puedo mirar hacia atrás y darme cuenta de que todo empezó cuando hice un cambio radical en mi vida ¨por amor.¨ Este cambio fue una decisión del corazón, apurada y arriesgada. Decidí mudarme de ciudad y empezar una nueva vida al lado una persona.


No voy a contar esta parte de la historia a detalle porque no es el tema del blog, pero sí quiero contarles que mis acciones en ese momento se aferraban a las ilusiones e ideales del tipo ¨Disney¨que había conservado en el fondo de mi mente desde muy pequeña.


Este cambio fue desencadenando una serie de sucesos que me daban inestabilidad emocional. Cegada por mi fuerte ilusión, no percibía muchas cosas de la realidad que me rodeaba. Poco a poco empece a sentir que no era yo misma. Esta mancha en mi corazón fue muy sigilosa, fue entrando, e instalándose de a pocos, sin dar avisos. Para no entrar en detalles, les cuento que esa mancha que crecía en mí, representaba un distanciamiento profundo hacia mí misma. Me había distanciado de mis verdaderos principios, metas, proyectos, planes. Había empezado a adaptar todo mi sistema de valores para poder encajar en un ambiente donde las formas de actuar y relacionarse eran tóxicas.


A muchos les ha pasado esto en algún punto de su vida, a veces por una relación tóxica, como fue mi caso, a otros por un ambiente laboral tóxico al cual te aferras por una ilusión de un trabajo soñado. tu mente cambia la realidad y ve lo que quiere ver. La mancha en mi corazón empezó a crecer a medida que permanecía más tiempo en un ambiente en el que tenía que abandonarme a mí a para encajar o para que no hayan más problemas, o para proteger a otros. Cuando va pasando más tiempo e ignoramos esa voz interior, el cuerpo empieza a manifestarse.


En mi caso, la manifestación principal era el dolor de espalda, pero también era insomnio, mala digestión, y en general todo el sistema estaba en desequilibrio. Al comienzo es natural que busquemos ir de frente, con todo, a tratar de curar el malestar principal, los síntomas. Busqué terapias, masajes, acupuntura, yoga especializado, hice de todo. Dejé de cargar a mi hijo de 1 año pensando que era un factor que contribuía al dolor.


Después, cuando nada funcionaba, empecé a mirar hacia dentro y ahí empieza el verdadero viaje de sanación:

1. Entender el dolor y el sistema nervioso.


Dolor emocional y dolor de espalda
Sistema nervioso y el dolor emocional


Hice muchas investigaciones y empecé a entender que el dolor se debía a una tensión constante de los músculos de mi espalda. Por eso era un dolor permanente, que a pesar de los masajes y terapias se volvía a instalar al poco rato. Los músculos no se relajaban nunca, siempre estaban en estado de alerta, preparados para proteger, para el peligro.


Me pesaba mucho sentir que yo, siendo profesora de yoga, no podía sanar mi propio dolor, fue una vaya que también tuve que superar, dejando ir las etiquetas y viéndome desde un ámbito más amplio. Es cierto que el yoga me ayudaba mucho, me aliviaba, pero a veces el dolor era tan intenso que no podía moverme y menos practicar. La meditación me daba el soporte emocional y acompañamiento que necesitaba para vivir con ese dolor.


Ya había entendido que mi cerebro estaba mandando señales a mis músculos para que permanezcan en tensión todo el tiempo... Pero ¿por qué? ¿Por qué estoy en estado de alerta?


3. El Sistema nervioso reacciona a nuestras emociones más profundas e inconscientes


Cuando te haces esa pregunta empiezas a observar detenidamente tu día a día, tus relaciones, tus emociones. La fantasía en la que me había metido era demasiado fuerte, habían tantas cosas importantes involucradas como hijos, ¨estabilidad económica,¨ haber dejado atrás muchas cosas, que mi mente transformaba completamente la realidad que yo percibía. Muchas veces prefería asumir toda la culpa de los problemas para tratar de solucionar y adaptarme.


Quiero resaltar, que en este blog no quiero victimizarme de ninguna forma, no quiero trasladar la responsabilidad de mis decisiones a otros, aunque hayan sido detonantes de mucho malestar. En lugar de eso, busco enfrentar toda esta historia desde el análisis y la comprensión. La verdadera sanación sucede cuando dejamos de ser víctimas, cuando tomamos las riendas de nuestra vida.

En conclusión, descubrí en mi día a día que no era fiel a mis valores, que me estaba traicionando al aceptar ciertas conductas de mi pareja que me hacían daño, me di cuenta que no estaba en un ambiente para nada seguro, como el que había imaginado. Este ambiente era en realidad todo lo contrario a lo que yo creía.


Así, observando, meditando, escribiendo y escuchando mi intuición, mi voz interior, empecé a ver, la realidad. Entendí y acepté que mi mente había idealizado una situación para tratar de conseguir una ilusión... y empecé a despertar del sueño Disney.


4. El despertar del sueño


Esta parte del proceso es muy, muy, extremadamente, dolorosa. Es realmente difícil enfrentar una realidad fea, una desilusión. Todas las personas que han pasado por un cambio doloroso, saben cómo aterra empezar a aceptar la verdad y enfrentarte a lo desconocido. Podría contarles y ahondar en esto muchísimo, pero no es el tema principal de este blog. Seguramente sería una historia muy larga llena de subidas y bajadas, avances y retrocesos y golpes que me llevaron a grandes despertares y aprendizajes de vida.


Cuando el dolor emocional fue pasando, pude empezar a actuar y a hacerme las verdaderas preguntas que sanaron mi dolor de espalda.

5. Las preguntas

  • ¿Hacia dónde estoy encaminando mi vida? ¿Realmente estoy en el camino hacia mi felicidad y autorrealización? Uuufff. Es duro aceptar que tienes que volver a hacer cambios super radicales para encaminarte.


  • ¿Estoy en paz? ¿Tengo la certeza de que estoy creando estabilidad y amor en mi vida? Auch... duele mucho ver que te equivocaste tanto al elegir, al mirar, y al abandonarte.


  • ¿En qué aspectos estoy yendo en contra de mi misma, de mis valores, aspiraciones, de mi esencia? Golpe durísimo. Me iba dando cuenta de todos los momento en que me postergué, en que no me amé, en que me hice a un lado.


No les miento, no exagero... por arte de magia, el día que abrí los ojos a estas preguntas, fue el día que se fue el dolor de espalda.


A pesar de que el dolor emocional seguía ahí y a pensar de que no había hecho los cambios necesarios para mejorar mi vida, el hecho de ver con claridad lo que estaba pasando, generó una reacción automática en mi sistema nervioso que le dijo a mis músculos que ya podían soltar. Me relajé. Porque a pesar de que había mucho trabajo por delante, algo en mí interior sabía que todo iba a estar bien, ya sabía los pasos que me tocaba dar.


En ese momento experimenté mucha liberación y re-conecté con la confianza en mí misma. Recordé mi esencia.


El amor propio sana el dolor
Amor propio y sanar el dolor

Todavía tenía que procesar muchas emociones, pero lo hice desde la calma y la consciencia. Para eso, la práctica de yoga y la meditación fueron mis aliados más grandes.


El verdadero camino del yogi, no es, como a veces se piensa, el de relajarte y estar todo el tiempo en una actitud de paz y amor. El yogi busca iluminar su consciencia y enfrentar los programas mentales dañinos, trabaja en encontrar su esencia y amarla cada vez más profundamente.


Así sané mi dolor de espalda. La historia continúa, es la historia que enfrentamos todos los buscadores de amor, felicidad y sabiduría.


Namasté.

232 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

Comments


bottom of page