La campana para despertar hacia la Felicidad

July 6, 2017

 

Quiero ser parte de la solución y no parte del problema. La cantidad de factores que aumentan el estrés en la sociedad y los innumerables productos dañinos que se venden sin restricción nos han dejado claro que no podemos seguir esperando que las grandes organizaciones y los gobiernos se encarguen de nuestro bienestar. Nos enfermamos pensando que es algo cotidiano, llegamos a casa muertos de cansancio y estrés asegurando que es lo normal después de un día de trabajo. Así es como hemos sido domesticados. Definitivamente la SOLUCIÓN está en cada individuo y no en los líderes de países y empresas que tristemente buscan su beneficio económico sin importar si mienten o dañan. La única forma de cambiar a la sociedad, es decidir ser felices y empezar a buscar nuestras propias respuestas. Yo descubrí una forma y ahora lo que me hace feliz es  compartirla con mi comunidad.

 

Quiero ser parte de la palanca que ayuda a empujar a nuestra sociedad hacia arriba. Ahora tengo la suerte de guiar un lugar maravilloso que se llama Zenda Yoga. Ahí empleo toda mi energía y mis ganas, es un camino difícil pero por fin siento que he podido darles a muchas personas las herramientas para encontrar sus propias respuestas. Estoy infinitamente agradecida y comprometida con mi misión. Y eh aquí el preciado secreto. Cuando encuentras un propósito en tu vida, y además generas un vínculo emocional hacia tu propósito, es entonces cuando todo empieza a cuadrar y tener sentido. Es muy cierto que la vida es difícil, llena de retos y dificultades, pero si crees firmemente que tienes una misión en ella, ya sea darle felicidad a alguien o descubrir una verdad que ayuda a muchos, entonces vives esa lucha con amor y entrega absoluta.  Dejemos ya de preguntarnos ¿por qué me ha pasado esto a mí? Enfoquémonos mejor en qué es aquello que vamos a cumplir. Todos los retos te preparan para esa misión. Pero claro es muy importante saber que ese vínculo emocional SIEMPRE, en TODOS los casos, parte de la compasión.

 

Yo descubrí mi propósito, a través de mi práctica de yoga. Mi cuerpo me enseñó toda su sabiduría milenaria. Respiración a respiración aprendí a agradecer desde el fondo de mi corazón. Agradecía por la oportunidad de ser consciente y poder salir de esas circunstancias dolorosas que antes parecían no tener escape. Esto cavó en mí una compasión infinita por el sufrimiento ajeno. De pronto veía a las personas malhumoradas en el tráfico insultándome y en lugar de verlos como ogros malos, me di cuenta que estaban ciegos, que no tenían las mismas herramientas de respiración y consciencia que yo. Entendí que por dentro todos estamos llenos de luz y por fuera, llenos de capas y capas de polvo cubriendo esa luz.

 

Cada día me escribe una o dos personas de mi pasado porque ven las cosas que publico en redes y quieren acercarse al mundo del yoga. A veces son personas de mi infancia que no veía hace tiempo o amigos que nunca pensé que querrían participar en una de mi clases pero sin embargo siguen y siguen apareciendo estos buscadores de la vedad, buscadores de la felicidad. Realmente los admiro y respeto mucho. Todos pueden ser parte de la solución y no del problema, es cuestión de tomar el control sobre lo que piensas, lo que dices, lo que comes y lo que lees y lo que emanas. Empieza por iluminar tu mundo, lee cosas positivas, mira películas positivas, come sano, y acércate a las personas amables. Verás que poco a poco todo tu mundo se transforma. Yo tengo muchísimo camino por recorrer aún pero felizmente estoy rodeada maestros por donde miro y estos maestros me van guiando hacia mi propia verdad. Los encuentro en las caras de mis alumnos, en las caras de mis amigos y profesores.

 

Quería contarles a mis alumnos que voy a estudiar a la India. Me voy sola en una travesía espiritual de un mes y medio y pienso recoger todo lo que pueda para seguir nutriendo a mi comunidad. Siempre habrán días difíciles y hasta sombríos, pero cuando tomas consciencia de tu salud y tu bienestar, sabes que ese día se terminará en unas cuantas horas y volverás a encajar las piezas de tu rompecabezas.

 

Toma el control, ábrete a la compasión, y enamórate de tu propósito.

 

@sashablumeb

@zendayoga

 

 

Share on Facebook
Share on Twitter
Please reload

Entradas destacadas

¿Yoga o asana?

December 11, 2017

1/6
Please reload

Entradas recientes

December 11, 2017